Anatomía de la respiración

Hoy quiero hablarte un poco sobre la anatomía de la respiración.
Hace poco me encontré un reel de instagram que mostraba una Resonancia Magnética a tiempo real del pecho de una persona mientras respiraba y me pareció muy interesante ver cómo se mueven los músculos y los órganos internos al respirar.
Nuestros pulmones son los encargados de proporcionar oxígeno a nuestro cuerpo y eliminar dióxido de carbono, eso lo sabemos todos, pero ¿Cómo funciona la anatomía de la respiración?
La respiración comienza en la nariz y la boca, donde el aire entra a través de las vías respiratorias superiores. – Siempre que se pueda, es mejor inhalar por la nariz-
El aire viaja a través de la tráquea, que se divide en dos bronquios, uno para cada pulmón. Los bronquios se dividen en bronquiolos y alvéolos, que son los sacos de aire más pequeños en los pulmones. Es en los alvéolos donde ocurre el intercambio de gases.
El músculo principal de la respiración es el diafragma, un músculo en la parte inferior del tórax que se contrae y se relaja para mover el aire dentro y fuera de los pulmones. Yo siempre pensé que eran los pulmones los que se movían para ingresar y expulsar el aire, pero no, son el diafragma y los músculos intercostales los que crean expanden y contraen el tórax, creando presión negativa para inhalar y relajándose para empujar el aire fuera.
¡La respiración es algo tan automático que a menudo lo damos por sentado, pero es vital para nuestra supervivencia! Asegúrate de prestar atención a tu respiración durante tu práctica o en tu día a día: llevar la conciencia a la respiración la hace más lenta y te ancla en el momento presente.